DSM-V



¡Lo que todos esperaban! La versión en español del DSM-V, la última edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, publicado originalmente en inglés el 18 de mayo del 2013. Incluye los siguientes Criterios diagnósticos:
  • Trastornos del desarrollo neurológico
  • Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos
  • Trastorno bipolar y trastornos relacionados
  • Trastornos depresivos
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastorno obsesivo-compulsivo y trastornos relacionados
  • Trastornos relacionados con traumas y factores de estrés
  • Trastornos disociativos
  • Trastorno de síntomas somáticos y trastornos relacionados
  • Trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos
  • Trastornos de la excreción
  • Trastornos del sueño-vigilia
  • Disfunciones sexuales
  • Disforia de género
  • Trastornos destructivos del control de los impulsos y de la conducta
  • Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos
  • Trastornos neurocognitivos
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos parafílicos
  • Otros trastornos mentales
  • Trastornos motores inducidos por medicamentos y otros efectos adversosde los medicamentos
  • Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica
Muchos de los trastornos mencionados en este manual sufrieron algunas modificaciones en su definición y en sus criterios de diagnósticos, por ejemplo entre algunos trastornos concernientes a la fonoaudiología se encuentran:
  • Trastorno Autista: se sometió a una reorganización y a un cambio de nombre. Según menciona la declaración formal de la American Psyquiatric Association (APA), al autismo se incorporan varios criterios diagnósticos del DSM-IV, incluyendo el trastorno autista, el trastorno de Asperger, el trastorno desintegrativo infantil y el trastorno generalizado del desarrollo (no especificado) al diagnóstico de trastorno del espectro autista del DSM-5 para ayudar a conseguir un diagnóstico más preciso y consistente de los niños con autismo”.
Trastorno específico del aprendizaje: amplía los criterios DSM-IV para representar distintos trastornos que interfieren con la adquisición y el uso de una o más de las habilidades académicas siguientes: lenguaje oral, lectura, escritura o matemática

DESCARGA LA GUIA AQUÍ