Juego educativo: Juego del semáforo

Juego educativo para trabajar el autocontrol de la conducta y los impulsos
OBJETIVOS
  • Favorecer el desarrollo de estrategias de autocontrol.
  • Desarrollar la capacidad de controlar los impulsos.
  • Implantar la reflexión antes de actuar.
  • Mejorar las habilidades del niño/a.
PARTICIPANTES
Niños y niñas de 7 años en adelante.
MATERIALES
  • Semáforo.
  • Música.

EN QUE CONSISTE EL JUEGO EDUCATIVO

El juego es una dinámica educativa empleada con frecuencia para entrenar estrategias de autocontrol de la conducta. Es un juego que podemos usar con todos los niños y niñas, pero que será especialmente útil para aquellos niños y niñas que tengan dificultades para controlar sus impulsos como ocurre con los niños y niñas que padecen TDAH. El juego del semáforo, consiste en seguir las luces que indican cuando tenemos que parar, cuando tenemos que pensar y cuando podemos actuar. De este modo los niños y niñas podrán desarrollar estrategias destinadas a este fin. Es una dinámica divertida, con la que los niños y niñas se entretienen y llegan a desarrollar recursos que les permiten regular su conducta.

INSTRUCIONES
Preparación: Preparamos material y un espacio amplio donde puedan moverse y jugar.
Explicación: Les explicaremos a los niños y niñas lo siguiente: “Vamos a jugar a un juego, que se llama el juego del semáforo. Seguro que todos vosotros conocéis los semáforos y sabéis ya lo que indican los diferentes colores. El color rojo indica que debemos parar, el amarillo que nos preparamos para continuar y el verde que podemos avanzar. Algo parecido tenemos que hacer nosotros en este juego” Sacamos nuestro semáforo y se lo enseñamos, y continuamos con la explicación:
“Ahora vamos a comenzar el juego del semáforo. Estas son las instrucciones, tenéis que seguir en todo momento las indicaciones del semáforo. Cuando el semáforo se ponga en rojo paramos, respiramos, y pensamos como nos sentimos, cuando el semáforo pase a color amarillo pensamos que podemos hacer, y cuando se ponga en verde lo hacemos.”
Después de explicarles hacemos un pequeño ensayo sin música. Y después añadimos la música, cuando la música suene el semáforo esta en verde, una música algo más suave indica semáforo amarillo y la ausencia de música el semáforo rojo.
Hacemos varias veces el cambio de un color a otro y pedimos a todos  que sigan las consignas. Después cuando finalizamos el juego hacemos una reflexión conjunta y les explicamos lo siguiente: “el juego del semáforo es una técnica que nos puede ayudar en muchos momentos, cuando estéis nerviosos, o tengáis impulsos de hacer cosas o hablar, recordaremos el juego del semáforo y seguiremos sus colores. Primero paramos y pensamos como nos sentimos, después reflexionamos sobre lo que podemos hacer y finalmente lo hacemos.”
JUEGO EDUCATIVO
Juego educativo para entrenar el control de impulsos y desarrollar el autocontrol de la conducta
Celia Rodríguez Ruiz
Psicóloga y Pedagoga
www.educayaprende.com

fuente: http://www.educapeques.com/recursos-para-el-aula/juegos-para-ninos/juego-educativo-juego-del-semaforo.html

Enseñarles a razonar. Fichas para trabajar el razonamiento



razonamiento, razonar, estimulación cognitiva, estimulación temprana, estimulapequesEl razonamiento es una habilidad mental imprescindible para muchas de nuestras acciones diarias. A menudo olvidamos educar a los niños y niñas en el razonamiento. Es muy importante prestar atención a esta habilidad y educar a los pequeños para su desarrollo.
¿Por qué es importante enseñarles a razonar?
Enseñarles a razonar les va a permitir desarrollar su propia capacidad de pensamiento.
Si les enseñamos a razonar serán libres para decidir y no dejarse engañar.
Además podrán analizar la relación entre diferentes variables de manera rápida.
Serán capaces de enfrentarse a diferentes problemas tanto personales, como laborales o académicos, analizándolos y buscando la solución a los mismos.
Ser capaz de razonar es lo que nos hace humanos y es una de las capacidades que ha hecho posible el increíble progreso de nuestra especie.
El razonamiento además impulsa su aprendizaje y su desarrollo.
Fichas para trabajar el razonamiento

A través de las siguientes fichas trabajaremos la capacidad de razonamiento de los niños y niñas. Se trata de un modo práctico y sencillo de entrenar diferentes habilidades cognitivas implicadas en el razonamiento, entre otras:
Capacidad de hacer inferencias
Pensamiento abstracto
Análisis de detalles
Búsqueda de soluciones
Memoria de trabajo
Lógica

Es importante dejar que los niños y niñas trabajen la ficha a su ritmo, no debemos darles la solución, ya que el objetivo es que ellos lleguen a efectuar el proceso de razonamiento. No importa si en un principio cometen errores, o les cuesta encontrar la solución, lo importante es que están razonando.

Instrucciones para descargar las fichas educativas:


Selecciona la ficha que te interese y haz clic sobre ella
Encontrarás la fichas sola, aparecerá un enlace de descarga
Pincha sobre el enlace de descarga y comenzará a almacenarse en su ordenador
Lista para imprimir a tamaño real



Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@educa_aprende

fuente: http://www.educapeques.com/estimulapeques/fichas-trabajar-razonamiento.html

Fichas de comprensión de instrucciones escritas



Aquí tienes un paquete de fichas de comprensión de instrucciones escritas para niños, para descargar, imprimir y utilizar directamente. Estas fichas constituyen el nivel 1, pensado para chicos de 7 a 8 años.

En esta entrada te explico cómo descargarlas y los usos que les puedes dar.
Fichas de comprensión de instrucciones escritas para niños

Aquí puedes descargarte este paquete de 15 fichas de comprensión de instrucciones escritas para niños de 2 a 3º de Primaria, por tanto de 7 a 8 años, que constituyen el nivel 1.

Si quieres acceder a las fichas de comprensión de instrucciones escritas nivel 2, para niños de 9 años en adelante, entra en el siguiente enlace:

Haz clic para acceder al nivel 2 de fichas de comprensión de instrucciones escritas.

Haciendo clic en la imagen de la ficha, podrás ver mejor el contenido y decidir si las descargas o no. Si te interesa, haces clic en "descargar" y la tienes disponible en tu equipo para imprimirla y utilizarla.



Descargar


Modelos de actividades

Podrás comprobar que hay cinco modelos de actividades diferentes. Desde realizar una serie de acciones en los dibujos, a responder a los preguntas sobre una tabla de datos, pasando por instrucciones más puras o la realización de dibujos.

La finalidad de las fichas de comprensión de instrucciones escritas, es que los niños presten especial atención a lo escrito y sigan estrictamente lo que se les pide. Un déficit que nos encontramos en las aulas, es que los niños no realizan correctamente las actividades o no responden a las preguntas de los exámenes, simplemente porque no leen y no siguen las instrucciones.
Mejoras que permanecen

Las fichas las llevo utilizando hace mucho tiempo en mi entorno. Una de las ventajas que tienen es que efectivamente los chicos cometen errores en las primeras sesiones, pero una vez que descubren la importancia de prestar atención, suelen realizarlas correctamente.

Mi experiencia es que mejoran significativamente, las mejoras permanecen en el tiempo y además, se generalizan a las actividades cotidianas y exámenes.
Cuándo utilizarlas

Las fichas son muy útiles para emplear como actividad complementaria en cualquier área, ya que forman parte de la competencia lingüística, pero de manera especial en el área de Lengua.

En el hogar también pueden utilizarse por los padres que busquen material para trabajar este aspecto con sus hijos.

En el aula, también hay profesores que las utilizan en la pizarra digital interactiva, de manera que se realizan a la vista de todos los alumnos.
Para los niños que presentan TDAH

Las fichas de comprensión de instrucciones escritas no están pensadas para ningún tipo de necesidad educativa especial. Pero resultan especialmente indicadas para los niños que padecen Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

Efectivamente, estas fichas de comprensión de instrucciones escritas sirven para mejorar la atención y sobre todo, la impulsividad de responder inmediatamente.
Otras actividades de comprensión de instrucciones

Es posible que estas fichas de comprensión de instrucciones escritas no sean adecuadas para tus destinatarios. Quizás necesites fichas de menos nivel de dificultad o quizás necesites fichas más complejas, con más dificultad.

Si necesitas fichas de un nivel de complejidad menor, te recomiendo los cuadernos que tengo publicados en la Editorial Gesfomedia Educación:
Cuaderno comprender palabras y oraciones, nivel 2 (6 – 8 años) ver información.
Cuaderno comprender palabras y oraciones, nivel 3 (6 – 8 años) ver información.

Si por el contrario necesitas fichas de comprensión de instrucciones escritas más complejas, accede a otra entrada donde dispongo de otro paquete que podrás descargar gratuitamente, en el siguiente enlace:

Haz clic para acceder al nivel 2 de fichas de comprensión de instrucciones escritas.

Espero que este material te ayude en tu labor educativa y tenga buena acogida entre todos.

¡Espero vuestros comentarios!

fuente:  http://familiaycole.com/2015/04/22/fichas-de-comprension-de-instrucciones-escritas/

Juegos con palabras: Fomentar la conciencia fonológica.



¿Por qué trabajar mezcla y segmentación ?

La mezcla (combinación de sonidos) y la segmentación (separar sonidos) son habilidades de conciencia fonológica que son necesarias para aprender a leer. El desarrollo de la conciencia fonológica del niño es una parte importante en el desarrollo de habilidades pre-lectoras.

Cuando los lectores principiantes empiezan a leer pronuncian las palabras, lentamente cada sonido separado, por ejemplo (m-e-s-a), y posteriormente dicen los sonidos rápidamente (mesa). Los educadores a menudo se refieren a esto como mezcla. La mezcla (combinación de sonidos) y la segmentación (separar sonidos) son habilidades de conciencia fonológica que son necesarias para aprender a leer.

El desarrollo de la conciencia fonológica del niño es una parte importante del desarrollo omo lector. Muchos estudios de investigación indican que los niños que tienen débil conciencia fonológica también tienen habilidades de lectura débiles.

La enseñanza de la segmentación y la mezcla debe progresar, empezando por el nivel de la oración, de trasladarse a sílaba, y finalmente a los fonemas individuales. Asegúrese de proporcionar mucha práctica en el nivel más fácil antes de continuar.

Fomentar Conciencia Fonológica



Hay un muchas maneras para trabajar el desarrollo de habilidades fonológicas de los niños. Os compartimos algunos juegos de palabras para trabajar las habilidades de mezcla y segmentación:

Actividades de Mezcla:

Adivina-el-juego de palabras
Objetivo: El niño sea capaz de combinar e identificar una palabra que se extendió .
Materiales necesarios: Fichas didácticas de los objetos que los estudiantes puedan reconocer como: sol, campana, ventilador, bandera, serpiente, árbol, libro, taza, reloj, avión
Actividad: Coloca un pequeño número de tarjetas de imagenes frente a los niños. Dígales que usted va a decir una palabra “hablando como un caracol” ( es decir, de manera muy lenta) (por ejemplo, / mmmmeeeessssaaa ). Tienen que mirar las fotos y adivinar la palabra que está diciendo. Alternar los roles.

Charla- Robot
Objetivo: El niño sea capaz de combinar una palabra
Actividades: Hablando como un robot, los niños escuchan sonidos segmentados y lo posteriormente los ponen juntos (mezclarlos) en palabras.

Actividades de Segmentación

Las actividades de segmentación son muy importantes os recomendamos tres fases en la instrucción de estas actividades:
Fase 1: La habilidad de distinguir palabras en una frase.
Fase 2: La habilidad de distinguir sílabas (me-sa/ pa-ta-ta).
Fase 3: La habilidad de distiguir los sonidos únicos (m-e-s-a).

Os dejamos un video muy interesante de actividades de segmentación

FUENTE: http://cuentosparacrecer.org/blog/juegos-con-palabras-fomentar-la-conciencia-fonologica/#

Tarjetas para trabajar las onomatopeyas


Descripcion: 
Conjunto de 62 tarjetas con pictogramas para fomentar la expresión oral a través de la realización de diversas onomatopeyas y sonidos.

¿Cómo jugar?

Podemos meter todas las tarjetas en una caja o bote opaco, donde el niño meterá la mano y cogerá una sin que nadie la vea e intentará hacer las onomatopeyas o sonidos correspondientes de la tarjeta que le haya tocado, acompañándolo de expresión corporal si es posible para que el resto de sus compañeros lo adivine.


DESCARGA: http://arasaac.org/materiales.php?id_material=1362

JUEGOS Y EJERCICIOS PARA MEJORAR LA ATENCIÓN Y CONCENTRACIÓN DE LOS NIÑOS



La capacidad de atención en los niños es fugaz, por naturaleza tendemos a la dispersión. Igual que las mariposas, los niños van posando de un lado a otro, de una actividad a otra, de un pensamiento a otro.
Por ello, la atención y concentración requiere ser entrenada. Se trata de educar a nuestro cerebro a través de juegos y ejercicios a centrarse en una sola actividad, así ellos obtendrán mayor rendimiento y calidad en cualquier actividad que realicen.
¿Os animáis a jugar?
La atención supone la orientación de los sentidos en una dirección concreta.


Es indispensable para terminar con éxito cualquier tarea, aprovechar el tiempo y desde luego para realizar cualquier actividad mental, como estudiar.

La atención es la puerta de entrada para cualquier tipo de aprendizaje.

Por eso es tan importante potenciarla y ejercitarla.


Te hablaba hace unas semanas que hay factores que incrementan nuestra capacidad de atención como el interés y la motivación, mientras que existen factores que hace que se esfume como el aburrimiento o la sobre carga de estímulos.

Los siguientes juegos y ejercicios ayudan a los niños a mejorar la atención y concentración, a través de diferentes vías y con materiales de muy fácil acceso:

Dibujo:
Mandalas
Los mandalas son dibujos con mucho detalle y originalmente se utilizan en la India para la meditación.Sin embargo, en los últimos años, los usamos como dibujos para ayudar a los niños a concentrarse.
Existen diferentes dibujos con diferentes escalas de nivel, pero tienen en común que se van repitiendo patrones de formas ó dibujos y tienen mucha atención al detalle.
Los niños pueden dibujarlo de manera libre ó también podemos ponerles ciertos patrones con los colores y que ellos lo sigan, luego comprobaremos con ellos, si fueron capaces de seguir el mismo patrón de colores que nosotros les planteamos.



A dos manos
Este es un ejercicio de gimnasia cerebral y ayuda a equilibrar ambos hemisferios.
Tenemos que coger un lápiz/boligrafo en cada mano e iremos trazando al mismo tiempo las figuras que aparecen a continuación. Es importante seguir el orden del sentido de las flechas y hacerlo varias veces hasta que notemos cierta coordinación de nuestras manos.

En caso que sea muy difícil para el niño, le dejaremos que haga un dibujo libre, pero siempre usando las dos manos al mismo tiempo.

Atención al detalle:
La observación de los detalles es un factor básico para la atención. Existen actividades y juegos de toda la vida que trabajan con la atención.
Tal es el caso de:


Sopa de letras


Encontrar las diferencias


Laberintos

Por ello, siempre nos va ser útil tener en casa un libro de actividades que contengan estos juegos. En el mercado son muy fáciles de conseguir.

Otra actividad que estimula la atención al detalle la podemos hacer con libros que tengan ilustraciones.

Encontrar objetos en una ilustración.
Ya sea que el propio libro nos indique lo que tenemos que encontrar o por turnos podemos indicar el objeto/animal/persona que tiene que encontrar.


Contar letras
Escogemos un texto en el libro y le pedimos que nos indique, por ejemplo cuantas "N" tiene ese texto en concreto, luego cuantas "A"..

Secuencia lógica:
Estimular el pensamiento lógico, requiere prestar atención y concentrarse.
Con estos juegos los niños tienen que descubrir un patrón y continuar según una secuencia lógica. Existen ejercicios en papel para seguir una secuencia, pero también podemos usar cualquier material, como los juegos de mesa.
Además de adaptar la dificultad al nivel del niño, es bueno que el niño manipule con sus manos los objetos. Si se prefiere, por turnos a uno le toca adivinar y luego al otro hacer la secuencia.
Dominó

¿Que ficha sería la siguiente? Observa arriba y abajo.


Cartas
¿Que carta falta? ¿Cuál pondrías a continuación?




Contar del 1 al 50 de cuatro en cuatro (4, 8, 12..) y luego hacerlo alrevés
Si hay más niños, cada niño tiene que levantarse y decir en voz alta en orden los números y al llegar al cuatro y sus múltiplos, sólo tienen que levantarse y dar una palmada. Si se equivoca, puede salir del juego y se tiene que volver a empezar, luego se hace, pero a la inversa: 50, 49, 48..
Existen muchos más juegos para potenciar la atención y concentración de nuestros niños, esto es sólo una muestra.
La próxima semana te enseñaré algunos otros ejercicios relacionados más con las imaginación y el estado mental y me centraré sobretodo en la concentración.
Te veo con más ideas para ayudar a tus hijos a concentrarse.
¿Que otros juegos o ejercicios conoces de atención y concentración?
Felices juegos !

Fuente:http://www.deorugasymariposas.com/2016/04/juegos--mejorar-atencion-concentracion.html

HIPERLEXIA

Hiperlexia: Niños que leen a temprana edad o hablan tardíamente : Diferencias entre conductas semejantes a los trastornos del espectro autista y trastorno autista

 

readingEl énfasis que se pone actualmente en la intervención temprana en los trastornos del espectro autista (TEA) expone a los profesionales a clasificar erróneamente conductas y síntomas  “autista símil” con verdaderos TEA.
Esta situación puede traer aparejado un diagnostico erróneo de autismo que produce un enorme distres en familiares y cuidadores.
Los individuos que sufren de hiperlexia pueden presentar síntomas que semejan un TEA. Una situación semejante se produce en niños con retraso en la adquisición del lenguaje oral.
En este trabajo se describen esas condiciones y se dan sugerencias para un adecuado manejo de las mismas.







Niños que hablan temprano.
Hiperlexia y sus subtipos.

En mas de 40 años investigando acerca de los Savants, recibí numerosas consultas de padres acerca de la presencia y significancia de síntomas tipo savant en sus hijos pequeños, adolescentes o adultos. Muchas de estas consultas se realizan a través de la página www.savantsyndrome.com
Estas conductas se presentan ocasionalmente como una habilidad precoz en niños muy pequeños de leer palabras asociada a una intensa fascinación por las letras o números que usualmente se relaciona con significativas dificultades para comprender el lenguaje verbal.  La comprensión de la lectura en general es mala y el pensamiento es concreto y literal. Se presentan dificultades en el pensamiento abstracto. Pueden presentarse, también algunos síntomas comunes en TEA que incluyen ecolalia (repetir mas que empezar una conversación), inversión de pronombres, inflexibilidad con marcado apego a las rutinas, trastornos de integración sensorial, miedos específicos intensos, muy buena memoria visual y auditiva y escucha selectiva que puede simular sordera temprana.
Esta combinación de precocidad en la lectura acompañada de dificultades significativas en el aprendizaje y el lenguaje se llama hiperlexia.
La mayor parte de los niños aprende a leer sin ayuda antes de los 5 años y es frecuente que presenten trastornos en la sociabilización. Los diagnósticos que frecuentemente traen estos niños antes de la consulta a centros especializados incluyen: TEA,  TGD NE;  Síndrome de Asperger, trastorno especifico del lenguaje (TEL) con savant idiosincrático, ADD y en algunos casos solo “precocidad del aprendizaje”
Existen controversias acerca de si la hiperlexia pertenece a un tipo de TEA o TEL o si simplemente se refiere a una característica particular de algunos niños neurotipicos.
Lo importante es que es una entidad que tiene buen pronóstico.  Frecuentemente se diagnostica retrospectivamente en niños que alrededor de los 3-4 años “salen” del espectro autista. Sin embargo algunos pueden retener algo de conductas oposicionistas o perfil antisocial. Con el tiempo, a medida que la comprensión y expresión del lenguaje mejora desaparecen en forma dramática las conductas repetitivas y autoestimulatorias que estos niños pueden presentar. Alrededor de primer o segundo grado mejora la sociabilización.
En resumen estos niños “emergen” de su autismo porque en realidad nunca fueron autistas.

Algunos autores sostienen que si bien la hiperlexia puede estar presente en algunos niños con TEA, no es especifica de esta condición y de hecho existen muchos individuos con hiperlexia que no tiene un perfil tipo autismo.

La hiperlexia puede clasificarse en tres categorías distintas:

Hiperlexia TIPO I
Incluye a un grupo de niños que pueden llamarse “brillantes”. Son niños neurotipicos que leen tempranamente para fascinación de sus padres y maestros. Frecuentemente uno de sus padres solía leerle un libro en forma paciente y rutinaria y el niño comienza a “leer” ese libro. Este patrón en realidad se refiere al inicio a una forma de memoria que luego es rápidamente seguida por una verdadera lectura de las palabras.
Así estos niños comienzan a leer entre los 2 y los 4 años. A medida que sus compañeros aprenden a leer  se emparejan con ellos.
Estos niños no presentan conductas asociadas a TEA.
Es difícil interpretar a este grupo como un “trastorno” y muchas veces se lo interpreta como un “don” o facilidad, por lo cual este tipo de niños no requiere ningún tratamiento.

Hiperlexia TIPO II
Los niños con hiperlexia tipo II tienen hiperlexia como un síntoma asociado a un TEA. Estos niños leen “vorazmente”, usualmente con sorprendente capacidad de memorizar lo que leen y suelen asociarse a otras características particulares como facilidad para hacer cálculos, recordar fechas, etc.
Todos estos síntomas se asocian a las características típicas de los TEA y estos niños suelen tener diagnostico de autismo, Asperger o TGD NE.
A veces se asocian a síndrome savant.
La presentación clínica, curso y pronóstico del trastorno es el mismo que el de los TEA.

Hiperlexia TIPO III
Son niños que pueden tener algunas características “tipo” autismo, pero estas desaparecen a medida que el niño crece.
Estos niños leen temprano, muestran sorprendentes capacidades de memoria y pueden tener además trastornos sensitivos, ecolalia, inversión de pronombres, inflexibilidad, miedos y fobias específicas, rituales, tendencia a alinear objetos, y muy buena memoria visual/auditiva.
A diferencia de los TEA suelen mantener relaciones de reciprocidad con familiares cercanos pero suelen ser distantes con sus pares. Pueden mantener contacto visual y relacionarse sin dificultades con familiares cercanos.
Estos niños suelen ser brillantes en varias áreas. La capacidad de lectura y memoria suele ser sorprendente.
Los rasgos tipo TEA suelen desaparecer con la edad y estos niños tienen un pronóstico excelente ya que “emergen” de un autismo que en realidad nunca tuvieron.

Caso 1
Una madre escribe “mi hija habló tarde, evitaba socialmente a la gente que no conocía y comenzó a leer aproximadamente a los años y medio. A ella se le diagnostico autismo pocos meses antes de cumplir los 3, pero nunca terminó de cerrar. Después de 15 meses de tratamiento, ella ahora es una nena normal (sea lo que eso signifique) de 4 años y medio y el consenso de los especialistas es que fue mal diagnosticada inicialmente. Ella continua mostrando rasgos de precocidad (lectura, matemáticas, lenguaje expresivo, etc) y algunos rasgos inusuales con respecto a la sociabilización con sus pares, trastornos sensitivos y el nivel de actividad.
La madre dice que tiene dificultades con respecto a las decisiones educacionales para con su hija ya que no sabe si adelantarla en el calendario escolar por su nivel académico o retenerla debido a su madurez emocional y social.

Caso 2
Otra madre nos cuenta de su hijo de 23 meses que sabe todo el alfabeto y “ve letras y números en todas partes, lee los nombres de los comercios” . A los 12 meses a ese niño se le había hecho diagnostico de autismo porque no señalaba, aplaudía o se acercaba a objetos de interés.
Sin embargo a los 2 años este niño armaba frases, se comunicaba correctamente y si bien prefería jugar solo podía imitar a otros niños. Daba besos y abrazos y era “muy social”. Según su madre  “Evolucionó muy rápidamente y a los 2 años y medio ya parecía un nene común con “algunos extras”

Caso 3
Este niño fue diagnosticado a los 2.3 años como TGD NE porque presentaba escaso lenguaje pragmático y dificultades en la interacción social con poca contacto visual, hiposensibilidad al dolor. A esa edad ya leía palabras enteras.  El niño fue llevado a otros 2 especialistas quienes dijeron que a pesar de presentar algunas características similares a los TEA, el niño “no parecía” un caso de autismo.
Un año después realizando terapia del lenguaje y yendo a un kínder pequeño para nenes con necesidades educativas especiales el niño habla fluido, inicia conversaciones y tiene juego simbólico. Aun presenta algunas dificultades en el lenguaje expresivo/receptivo pero ya tiene un nivel de lectura de segundo grado o superior.
Otras de las características que el niño presentó durante algunos periodos fueron: rituales, inflexibilidad, conocía números hasta el 100 y letras antes de decir “mamá”, estaba mas interesado en la numeración de las páginas de un libro que en la historia en si, esta obsesionado con letras y números y presentaba retraso en el lenguaje ya que a los 2 años sabía muchas palabras pero no podía armar oraciones.
A los 9 meses ya ordenaba las letras de su alfabeto magnético y a los 2 años armaba rompecabezas de 24 piezas (siempre en el mismo orden)


Niños que hablan tarde
Algunos lo denominan síndrome de Einstein y representa a un grupo de niños brillantes que desarrollan el lenguaje tardíamente. En algunos casos el diagnostico de TEA si es correcto y el retraso en el lenguaje forma parte de este u otro trastorno. Pero en otros casos, solo se trata de un retraso en el lenguaje y corresponde a un trastorno especifico del lenguaje (TEL), el por qué los expertos lo denominan autismo es discutido y algunos piensan que se “etiqueta” de esta forma a los niños para que puedan acceder sin dificultades a programas y tratamientos que dependen de fondos estatales (certificado de discapacidad en Argentina, por ejemplo)
Los niños con TEL pueden presentar algunos síntomas parecidos a los del TEA pero que desaparecen con el tiempo.

Trastornos Visuales
En niños con alteraciones visuales congénitas es frecuente que se presenten movimientos estereotipados, trastornos del lenguaje, y trastornos conductuales que pueden simular un TEA.
En ambos grupos existen dificultades en el juego simbólico, estereotipias, y alteraciones en el lenguaje. A medida que los niños crecen y adquieren mayor conocimiento del mundo que los rodea, estas características comienzan a desaparecer.
De hecho en un estudio se realizó  seguimiento a largo plazo de 9 niños con diagnostico formal de autismo y ceguera congénita y de 7 niños sin discapacidad visual con el mismo diagnostico. En la adolescencia, sólo 1 del grupo de niños ciegos cumplía criterios para TEA, mientras que los otros 7 niños (sin trastornos visuales) el diagnostico no había cambiado.

Otros trastornos

En los TEA la observación y evolución del niño es fundamental. A veces es necesario esperar mucho tiempo antes de llegar a un diagnostico correcto.
A pesar de ello el tratamiento debe iniciarse lo antes posible, orientado hacia las dificultades que presenten estos niños, independientemente del diagnostico final que estos tengan.

Modificado de
Hyperlexia III: separating ‘autistic-like’ behaviors from autistic disorder; assessing children who read early or speak late. Treffert DA. WMJ. 2011 Dec;110(6):281-6; quiz 287.
Foto: Lori Greig via Compfight

FUENTE:  http://biblioteca.brincar.org.ar/hiperlexia-ninos-que-leen-a-temprana-edad-o-hablan-tardiamente-diferencias-entre-conductas-semejantes-a-los-trastornos-del-espectro-autista-y-trastorno-autista/

Estrategias Efectivas para enseñar a los niños con autismo




1- ESTRUCTURAR EL AMBIENTE La estructura física de un lugar es la forma como están distribuidos los espacios, muebles y materiales. Lo que el niño o niña ve en un lugar le informa o sugiere la actividad que se va a realizar, así como los materiales que puede utilizar y los que no. Un ambiente organizado y ordenado permite que el niño o la niña permanezca en la actividad y se motive por aprender. Una madre de un niño con autismo dice: “Hubiera querido saber desde el día en que me di cuenta de que mi niño presentaba autismo, la importancia de tener el ambiente organizado, con todo en su lugar, todo marcado y con dibujos”. En muchas ocasiones, la elevada actividad de los niños y las niñas con autismo se presenta porque el ambiente está muy mal organizado o sin actividades planeadas. Por ejemplo, debe señalarse claramente el lugar donde se come, donde se juega, donde se le enseña. Si esto no está bien organizado, debido a su atención en túnel, puede enfocarse en algo que no corresponde al momento. No es conveniente tener a la vista muchos materiales. Si es el momento de comer, el niño o niña debe ver solo lo que corresponde a la alimentación, en lugar de tener la televisión o juguetes al alcance.
Los niños y las niñas con autismo, al igual que todos, necesitan de espacios recreativos; a la mayoría no les gustan los lugares muy encerrados. Tampoco es conveniente que pasen siempre en el mismo lugar porque luego será difícil que acepten estar en lugares variados. Se deben buscar algunos espacios al aire libre, que le permitan desplazarse libremente, sin el riesgo de que se pierdan. Si aún no percibe peligros o le gustan las alturas, es necesario colocar límites que le impidan salirse o tener un accidente.


2 – ESTRATEGIAS VISUALES Todos los materiales visuales, ya sean dibujos, láminas, fotografías o símbolos, son elementos de gran ayuda para los niños y las niñas con autismo, tanto para el aprendizaje, el desarrollo de la comunicación, como para aumentar su comprensión y regular su comportamiento.
Su gran utilidad se explica porque los niños y las niñas con autismo tienen una gran capacidad de almacenar imágenes en su cerebro. Muchas de las estrategias que aparecen a continuación están basadas en la utilización de elementos visuales. Ejemplo:
A- Nos saludamos

B – Luego tendremos un juego libre

C – Después vamos a pintar

D – Luego iremos al parque

E – Al regresar,tendremos clase de música

F – Por último, nos iremos a casa
Una madre comenta al respecto: “Debemos ser creativos para utilizar el material visual; no es necesario gastar mucho dinero. Con el tiempo, vamos aprendiendo a dibujar en cualquier momento y con cualquier material”.
Aquellas imágenes que se utilizan con mayor frecuencia se pueden dibujar en cartón y forrarse o plastificarse. Otras se pueden dibujar en una hoja, un cuaderno, o en pedazos de cartulina.
  3 – AGENDA DE ACTIVIDADES
Los padres y maestros coinciden en lo efectivo que resulta anunciarle al niño o a la niña mediante dibujos o mediante objetos, la secuencia de actividades que se van a realizar en el día. Esto les permite ajustarse a lo que va a suceder, en lugar de dedicarse a otras actividades que quieren hacer a cada momento.  Gradualmente la agenda visual les permite estar bien dispuestos a realizar las actividades programadas. Muchas personas al comienzo creen que esto es innecesario, porque las actividades no varían mucho, pero con el tiempo se dan cuenta de su importancia para el niño y niña. Se hace la descripción al tiempo que se señala cada imagen frente al niño o niña. Cuando vaya a iniciar cada actividad muestra la imagen correspondiente; al finalizarla, anuncia que la actividad se terminó, se voltea o quita la imagen y se menciona la que sigue. De esta forma va siendo claro para el niño lo que falta.
Es frecuente que los niños o las niñas con autismo quieren repetir una actividad que les agrada en particular y se muestran ansiosos o irritables si no se les permite. La secuencia de actividades les facilita aceptar que existe un momento predeterminado para ello y que no la pueden realizar de inmediato. Gracias a su memoria visual sobresaliente, recuerdan las imágenes de las actividades y la forma como están secuenciadas. Hay muchas formas de presentarle la agenda al niño y niña. Puede hacerse con dibujos, fotografías o con objetos que representan las actividades que se van a realizar:
Esta fotografía muestra una agenda con elementos reales, para darle mayor claridad a un niño que aún no comprende bien los dibujos. Más adelante, se pueden utilizar dibujos que representan las actividades. Estos dibujos deben ser simples y no necesariamente tienen que ser muy bonitos.
  4 – ANTICIPACIÓN
Debido a su particular forma de procesar la información, los niños y las niñas con autismo evocan en su mente las imágenes de lo que conocen o ha ocurrido antes. Lo que es nuevo o diferente de lo habitual les genera ansiedad y malestar. Por tanto, anticipar es fundamental para que la novedad o los cambios no los sorprendan. Consiste en dibujarle o mostrarle una foto mientras se le explica la situación que va a vivir a continuación.
Esta estrategia es siempre útil y tiene muchas aplicaciones. Sirve para anticipar cambios de actividades, para avisar que algo no ocurrirá como el niño o niña esperaba, para darle información sobre un sitio nuevo que se visitará, o para aclararle el comportamiento que se espera que tenga. Estos son algunos ejemplos:

-Uso de anticipación para anunciar un cambio de actividad: Primero nos saludamos; luego tendremos un juego libre; después vamos a pintar; hoy no iremos al parque, porque esta mojado y con barro; por esto vamos a jugar pelota en el corredor; al regresar tendremos clase de dibujo y por último nos iremos a casa. Al tiempo que lo dice, le quita la imagen de la actividad anteriormente planteada y la cambia lentamente frente al niño o niña, por la imagen de la nueva actividad que se realizará.
-Uso de anticipación para anunciar un cambio de lugar: En los jardines infantiles es frecuente que se realicen las actividades en varios lugares o salones, lo que a veces confunde al niño con autismo, pues por su tendencia a ser repetitivo, se le dificulta hacer cambios. Para facilitar esto, se pueden usar algunas señas que le indiquen en qué sitio se van a realizar las actividades. Por ejemplo, se hace un marco de color a cada imagen. Este color es el mismo de la entrada a ese lugar.
-Uso de anticipación para anunciar un lugar o una actividad que usualmente rechaza: Esta secuencia de imágenes fue utilizada por una madre para preparar a su hijo para ir a la peluquería. El niño rechazaba esta actividad porque no le gustaba la sensación de las tijeras en su cabello y por el ruido del lugar. Al ver las imágenes el niño anticipaba que la actividad no se extendería y le aclaraba que el objetivo era exclusivamente el corte de su cabello.
-Uso de anticipación para que acepte una frustración: Vamos a trabajar en la clase, pero primero debemos guardar el carro en el armario; cuando salgamos a recreo, lo puedes volver a sacar. La siguiente gráfica muestra la anticipación que le hizo una jardinera al niño para que accediera a guardar el carro, puesto que en un comienzo se alteraba si le mencionaban que era hora de trabajar:

  5 – LLEVARLO A CONOCER Y EXPONERLO A MUCHOS SITIOS
Muchos padres evitan salir a diferentes sitios con sus niños o niñas con autismo, porque se comportan de manera inadecuada, con pataletas o conductas repetitivas. Los padres se avergüenzan de las miradas que reciben, ya que muchas personas de forma imprudente incluso los culpan y creen que es un malcriado; no saben cómo manejar esta situación, por el comportamiento irritable del niño o de la niña y terminan encerrados en sus casas para evitar problemas. Esto es un error, porque de esta manera consiguen que se aísle cada día más y no aprenda como comportarse apropiadamente.  Además los niños y las niñas que pasan mucho tiempo encerrados, se vuelven más inquietos e irritables. Los padres y madres que han logrado progresos con sus hijos o hijas, cuentan que para mejorar la conducta social de sus hijos y superar situaciones como las mencionadas, les han servido las siguientes estrategias:
-Anticiparle con una agenda visual, el lugar que van a visitar y las actividades que realizarán.
-No frecuentar siempre los mismos lugares, ir a diferentes parques, supermercados, cambiar de rutas, visitar diferentes familiares. Esto le permite al niño adaptarse con más facilidad a los cambios de entornos.
-Cuando van a realizar una visita, o ir a un lugar donde les tocará esperar, es útil llevar algunos juguetes del agrado del niño o de la niña.
-En casa se le anticipa que los puede utilizar al llegar a tal lugar. Esto evita que el niño o la niña comience a tocar lo que no debe y evita que comience a comportarse en forma inadecuada porque está aburrido.
  6 – HACERLE EXIGENCIAS ACORDES A SU NIVEL DE DESARROLLO
Al ver al niño o a la niña con autismo interesado en muy pocas cosas, puede ocurrir que no se le enseñe lo mismo que a los demás. Es necesario tener presente lo que a su edad se debe aprender en las diferentes áreas del desarrollo: motricidad gruesa (movimientos de piernas y brazos) y fina (movimientos de precisión con las manos), comunicación, socialización, independencia personal, cognitiva. Si al principio, el niño o niña con autismo no aprende al mismo ritmo de sus compañeros, no se debe desistir. Se deben emplear diferentes apoyos e insistirle de buena manera. Entre estos apoyos están:
Mostrar lo que otro niño o niña hace. El modelo es el mejor apoyo para que un niño o una niña con autismo aprenda, porque ya se sabe que su estilo de aprendizaje es visual.
Insistirle verbalmente sin mostrarle lo que se espera de él, no es igual de efectivo; incluso el exceso de información verbal los molesta.
Acompañamiento de sus compañeros. Esta estrategia se conoce como “pares tutores” y consiste en buscar compañeros que le ayuden al niño o a la niña a realizar la actividad
Dividir la tarea en pequeños pasos y hacer un dibujo o una fotografía de cada paso.
Mostrar en imágenes cada paso que se va a realizar le ayuda al niño o a la niña con autismo a completar una tarea. Por ejemplo, en lugar de darle una sola indicación de vestirse, se le presentan en imágenes cada una de las acciones que se espera que lleve a cabo:
Exigirle las mismas actividades. El niño o la niña con autismo debe realizar las mismas actividades que sus compañeros.
Si todos están haciendo una ficha, él o ella también la debe hacer. Puede requerir que se le lleve la mano, o traerlo desde otro lugar muchas veces, pero se debe insistir.
Si quiere realizar una actividad diferente, se le debe mostrar en la agenda visual la imagen de la actividad que están haciendo en el momento; se le muestra lo que hacen los demás y se le insiste.
Indicarle claramente lo que se espera y no se espera de la tarea.
Un padre de familia expresa: “La insistencia con amor siempre es efectiva; María al comienzo no aceptaba que le diéramos abrazos y besos; nos propusimos insistir en esto, así que todos los días la abrazábamos y besábamos, con mucha ternura y con juegos que le agradaban; lo hacíamos brevemente pero de todos modos lo hacíamos. María poco a poco lo fue volviendo costumbre e incluso empezó espontáneamente a expresarnos afecto de la misma manera” .
  7 – DAR INSTRUCCIONES EN FORMA APROPIADA
Es frecuente que los niños y las niñas con autismo no sigan las instrucciones que reciben y continúen en su actividad como si no oyeran, porque no comprenden las palabras que les dicen. Es fundamental para su desarrollo, que aprendan el significado de las instrucciones que se les dan y que las cumplan como los demás compañeros.
Inicialmente se les enseña a reconocer instrucciones simples como “siéntate”, “párate”, “guarda”, “mira acá”, “coge”, “dame” , etc. El adulto le debe dar la instrucción frente a la cara, con una frase corta, de una a tres palabras. Se espera un instante y si el niño o la niña no realiza la acción, se le guía para que la realice. Es muy importante felicitarlo cuando la realice, para que comprenda que esa era la acción esperada y se motive a repetirla. Cuando entienda y cumpla con estas órdenes, se le solicita a otras personas que también se las dé, para que no se acostumbre únicamente a la manera como lo dice la jardinera, el padre o la madre.
Luego se enseña otra serie de instrucciones, de a 5 cada vez. Es necesario seguir el procedimiento descrito y no cometer algunos errores, que les impidan aprender a seguir instrucciones:
Es un error dar la instrucción cuando el niño o la niña no está atendiendo.
No se debe dar la orden desde lejos, o cuando el niño o la niña está muy concentrado en algo, pues debido a su atención en túnel no escuchará lo que se le dijo. Por esto es necesario estar al frente para hablarle.
No se debe repetir la instrucción. Con frecuencia, los adultos no esperan a que el niño o la niña entienda y actúe, sino que repiten muchas veces la instrucción, y lo confunden por el exceso de información verbal.
Otro error es dejar la instrucción sin cumplir. Es necesario asegurarse que el niño o la niña realice la acción indicada en la instrucción, para que esas palabras tengan significado.
Si le dicen “dame el muñeco” y no lo hace, entonces le deben llevar la mano para que lo entregue. Si le dicen “ven” pero no se acerca, el adulto u otra persona lo debe apoyar para que se desplace
Evitar frases que confunden al niño. Muchas veces utilizamos palabras que no son claras para el niño o que él puede malinterpretar.
Una instrucción como “Vístete rápido que nos cogió la noche”, puede no ser clara para el niño o la niña, pues, por un lado, contiene muchas palabras diferentes a la instrucción esencial que implica vestirse; por otro lado, la expresión “nos cogió la noche”, puede dar lugar a que el niño imagine que la noche los va a coger o agarrar.
Es importante además que en el hogar comunitario o el jardín infantil, el niño o la niña con autismo aprenda a seguir las instrucciones en forma grupal. Una jardinera contó la siguiente estrategia:
“Para garantizar que Pedro siguiera todas las instrucciones a lo largo del día, yo le daba la orden en forma grupal, por ejemplo todos nos sentamos; todos jugamos, todos sacamos la lonchera. Las acompañaba de una lámina o dibujo que representaba la acción requerida. Inmediatamente me dirigía hacia él, le repetía la orden y le mostraba la lámina de frente. De esta forma Pedro aprendió a seguir instrucciones grupales y al final del año ya no necesitaba que se le repitiera de manera individual”.
  8 – EXIGIR LAS MISMAS NORMAS DE COMPORTAMIENTO
Antes que considerarlo como un autista, hay que recordar que es un niño o una niña. Muchos padres, madres, cuidadores o jardineras olvidan esto y utilizan el autismo como explicación o justificación para su comportamiento, y no le exigen lo mismo que a los demás.
El autismo no puede ser excusa para que deje de cumplir las normas.
Una experta en autismo, les dice a los padres y madres en sus conferencias:
“Una cosa es que su hijo tenga autismo y otra es que sea maleducado”.
Para que cumpla las normas, muchas jardineras y padres sugieren:
Anticipar las conductas esperadas. Se deben ilustrar las normas o hábitos que se esperan, así como aquellas que no.
Las siguientes imágenes corresponden a las normas que con frecuencia se esperan en un jardín:
Hacer cumplir las normas y no cederle. Se deben hacer cumplir sin permitir que se vuelvan un juego o que el niño o la niña logre evadirlas. Una jardinera refiere que un niño con autismo en su grupo hacía pataletas cuando no se hacían las cosas como él quería. Ella y los compañeros aprendieron a ignorar su llanto. Si estaba enojado, le recordaban con las láminas de la secuencia de actividades lo que correspondía hacer en el momento. Gradualmente el niño aumentó su tolerancia a diferentes situaciones y sus pataletas fueron desapareciendo.
Adicionalmente, es importante resaltar que se deben hacer cumplir las normas, pero sin mostrarle enojo o malestar. Aclarar los lugares para las actividades. Los niños y las niñas con autismo tienden a salirse del lugar donde hay muchas personas, donde hay ruido o donde se sienten encerrados. También es frecuente que realicen actividades en un lugar no apropiado, como por ejemplo comer en el suelo, orinar o defecar en un rincón o detrás de un mueble, saltar en las camas.
Tanto en casa como en el jardín se le deben indicar las actividades por realizar, así como el lugar donde se llevarán a cabo. Todas las veces que se salga, es necesario traerlo al sitio que se le indicó.Ejemplo: El niño raya las paredes, el padre lo lleva hasta el lugar donde puede hacerlo y le ofrece los materiales apropiados.
9 – UNIFICAR CRITERIOS
Muchas veces sucede que los adultos que tienen relación con el niño no se ponen de acuerdo sobre las normas que debe seguir el niño o la niña. Algunos exigen una norma, otros no lo hacen; algunos le ceden, otros le exigen, lo que no facilita que aprenda y avance.
En el jardín pueden estar varias personas, así que todos deben conocer el sistema de apoyos visuales que se utiliza para recordarle al niño o a la niña las actividades o normas que corresponden al momento; la persona directamente responsable no debe ser la única que le habla y le explica al niño.
Es frecuente que las demás jardineras que no están a cargo directamente, actúan como si le “perteneciera” solamente a la titular. Deben tener presente que hace parte de ese jardín o institución y por tanto, es responsabilidad de todos.


10 – TRABAJO EN EQUIPO
Es necesario que la jardinera, el cuidador y los padres se pongan de acuerdo en las pautas para manejar su comportamiento inadecuado, favorecer su socialización, fomentar su comunicación y, en general, todo lo que se le debe enseñar.
De esta manera, todos realizarán un trabajo conjunto; de lo contrario, se sentirán solos en el proceso, y estarán poco motivados a persistir en las metas y estrategias.


11 – EMPODERAMIENTO
Esta palabra no es muy común. Significa dar poder, lo cual es sinónimo de fortalecerse. Antes se pensaba que cuando una persona enfrentaba un problema de cualquier tipo, debería buscar una institución o un profesional para que le diera solución. En los últimos años se busca que las personas mismas aprendan sobre la situación que viven, a gestionar apropiadamente los recursos y se fortalezcan. En el caso del autismo, los padres, las madres, los cuidadores y las jardineras que más satisfacciones reportan con los logros alcanzados en sus niños y niñas, son aquellos que se han propuesto aprender sobre el tema, asumir esta experiencia como un reto y no resignarse a que sean otros quienes consiguen los avances. Empoderarse implica aprender sobre el tema y llenarse de fuerza, valor y motivación para emprender las acciones necesarias para el desarrollo del niño o de la niña.


12 – ELOGIO Y RECONOCIMIENTO
Los niños y las niñas con autismo, como ya se ha mencionado, tienden a mantener unos pocos intereses y sus puntos de vista son muy rígidos. Por esta razón, necesitan muchas estrategias que les ayuden a ampliar sus intereses, a tener en cuenta lo que los demás piensan y a enfocarse en las reacciones de las otras personas, para saber cómo comportarse en forma apropiada. Cuando logran algún avance en estos aspectos, deben ser elogiados por su esfuerzo. Por otra parte, se pueden frustrar si fracasan o las cosas no les resultan bien. Por esto resulta muy útil emplear con frecuencia frases positivas y acciones que les indiquen a los niños que lo que han hecho es lo que esperamos. Hay muchas maneras de hacerlo:
También pedirles que hagan dibujos de objetos cotidianos o de situaciones de la vida diaria y luego se les pregunta sobre ellos, para que por esta vía se aumente su capacidad de expresarse.
Habilidades de memoria. Se les pueden asignar actividades en actos sociales como cantar, recitar, puesto que recuerdan fácilmente canciones, poesías, rimas.
Si han aprendido alguna información o actividad, puede servir de modelo o monitor a otros niños. Una profesora de un jardín se dio cuenta de que su alumno con autismo tenía muchos conocimientos sobre los planetas; lo llevó a todos los otros salones de clase, para que les hiciera una exposición sobre el tema.
Habilidades para el uso de aparatos. Es muy frecuente que los niños y niñas con autismo aprendan fácilmente a utilizar el equipo de sonido, juegos de video de computador. Esto puede servirles para entretenerse y luego compartir estas actividades con otros niños o niñas. Los que tengan posibilidad de usar un computador en su casa o comunidad, pueden aprender juegos, se les pueden mostrar imágenes de muchos temas, se les puede enseñar a dibujar y más adelante a practicar lectura y escritura.
No hay por qué sentir temor de que el niño pase todo el tiempo en esto, puesto que para evitarlo se emplea la agenda visual, en la cual se le muestra que realizará otras actividades adicionales.
Decirle “muy bien”, “esto te quedó excelente”, “así era” También hacerlo con expresiones como un aplauso, una sonrisa, un gesto manual. Emplear signos como una cara feliz, un sello, un chulo.


13 – APROVECHAR FORTALEZAS
Las personas con autismo tienen muchas habilidades, que es necesario descubrir y aprovechar: Habilidades para el dibujo. Se debe emplear esta habilidad para establecer relación con otros, animándoles a que realicen dibujos o tarjetas para sus familiares o compañeros.